Google History – y tu historial

No sé si muchos conocéis el servicio de Google llamado history. Podéis acceder a él haciendo clic en Google History. ¿Qué encontraréis? Bien, pues todo vuestro historial de búsquedas: viajes, fotos, mapas, vídeos, tiendas, libros, etc… Google puede hacer un retrato robot en cuanto a gustos y aficiones basándose en todo lo que hemos buscado mediante Google.

¿Para qué? Bien, pues si conocen lo que quieres, los resultados de tus búsquedas serán mejores.

Por ejemplo:

Juanjo se va a cenar con su chica y busca: Restaurante en Alicante. Encuentra uno y van a cenar, pero al salir, la grúa se ha llevado su coche. Juanjo coge su smartphone y busca taxis, pero escribiendo Google ya le sugiere “… en Alicante”. Juanjo piensa –Cómo lo sabe?

Esta es la magia de Google, pero todo lo bueno tiene su parte oscura. Si se sabe todos nuestros gustos, movimientos, aficiones, la publicidad que va a aparecer siempre que naveguemos usando la cuenta de Google, va a ser publicidad dirigida. A Juanjo le van a aparecer en los siguientes días anuncios de restaurantes en Alicante, así cómo si está planeando hacer un viaje, la publicidad va a ser del tipo “Riviera Maya, desde 700€”.

Ya, no hay nada de malo en eso… Google lo sabe y nosotros lo usamos. Pero, ¿Quién usa a quién?

La publicidad dirigida se paga más que la genérica. Una crema facial para chicas de 20 a 30 años a Juanjo nunca le va a aparecer como publicidad, pero si a su chica.

Google gana dinero y nosotros tiempo en buscar ofertas.

Todos ganamos, hasta que se pueda usar nuestra información en contra.

Antes de terminar, decirte que puedes dar de baja el servicio de historial de Google. No creo que sirva para nada, pero ahí lo tienes.

Ah, y se me olvidaba. Existen anonimizadores como www.duckduckgo.com que puedes utilizar para navegar sin dejar rastro. Como mínimo en Google.